Murales e idioma

Ubicado en la zona de Myinkaba, a poca distancia de la carretera principal , hallamos otro de los templos de referencia , en el Parque arqueológico de Bagan.

El templo rupestre , Gubyaukgyi, es uno de los santuarios mas interesantes de todo el yacimiento tanto por su estructura como por las pinturas que alberga en su interior.

Estupa Myazedi en el centro

Estupa Myazedi en el centro

 

Se cree que el origen del Gubyakgyi , se remonta al año 1113 , cuando Rajakumar, construyó el templo para homenajear a su padre, fallecido , pero a día de hoy, nada es del todo seguro.

Con una preciosa fachada , repleta de bellos relieves y estucos , no es la construcción mas imponente de Bagan , pero , es especialmente famosa por las pinturas que podemos ver en su techo, eso si con la ayuda de una linterna.

 

Monje en Gubyaukgyi observando pinturas

Monje en Gubyaukgyi observando pinturas

 

Este templo de estilo indio, se puede divisar desde varios puntos de la zona gracias al tamaño y belleza de su gran estupa , llamada , Myazedi, que con un color dorado , se alza por encima del resto.

Además de todas estos atractivos, el Gubyakgyi, es uno de los complejos con mas interés cultural de todo Bagan , ya que en el encontramos inscripciones en los 4 lenguas mas importantes de esta Myanmar, en toda su historia, entre ellas el Pyu.

Buda en el Interior

Buda en el Interior

 

La civilización Pyu , está considerada como la gran etapa de Birmania o “La edad de Bronce ” de un grupo de reinos , que dominó la zona durante los siglos II a/c y XI d/c, dejando algunas muestras de su gran poder.

Estos reinos, conformados por ciudades estado , dejaron una gran huella en todo Myanmar, mediante construcciones y tradición, pero especialmente serán recordados por el legado que dejaron con su lengua.

 

Fachada exterior

Fachada exterior

 

Dentro de la gran cantidad de templos que nos ofrece Bagan , el Gubyakgyi , es sin lugar a dudas , uno de los mas interesantes que podemos observar , gracias a su larga historia y al fuerte valor intelectual que nos ofrecen sus inscripciones y pinturas.

 

  • En algunas ocasiones , la sala principal, como ocurre en otros muchos templos permanece cerrada bajo llave, deberemos preguntar por los alrededores y alguien vendrá a abrir la puerta ,eso si, a cambio de una propina.