Asia, Gastronomia Birmana, Myanmar

Comer en Myanmar.. un placer indescriptible

Como toda la vida

Comer en Myanmar , GrandVoyage

El placer de comer como comen en Myanmar 

La comida birmana está altamente influenciada por las gastronomías china, india y tailandesa, sus países vecinos, lo que ha dado como resultado cocina rica en pescados de la región, arroz de diferentes tipos (siendo el más popular el ngacheick, un grano morado) y platillos vegetarianos saludables. ¿Quieres saber qué hábitos alimenticios tienen los birmanos? Sigue leyendo.

La manera de comer de cada sociedad lo dice todo sobre su historia, su tradición, sus costumbres, sus antepasados y su configuración como sociedad, pues  la gastronomía es una expresión cultural y una marca de identidad regional.

En Myanmar, Sudeste asiático, conviven más de cien grupos étnicos, cada uno con sus particularidades, sus tradiciones y sus ingredientes, lo que hace que la comida nacional no sea la misma en todas las regiones del país, pero sí sea, en general, rica en platillos ingeniosos que mezclan ingredientes sobre los mismos ingredientes base: arroz, fideos y especias.

Comer en Myanmar , un placer sensorial

Comer en Myanmar , un placer sensorial

Por su ubicación geográfica y su cercanía al mar, Myanmar cuenta con tierras fértiles y una amplia mano de obra que se dedica a la agricultura. Esto se ve reflejado en su cocina, compuesta de una amplia variedad de vegetales y de pescados del Mar de Andamán.

Por ello es muy típico encontrar platillos compuestos de arroz o fideos, mezclados de verduras, huevo o pescado rehogados con masala, una mezcla de jengibre, cúrcuma, ajo sal y cebolla.  Las carnes rojas –sobre todo el cerdo– son poco comunes, pues ni los budistas ni los musulmanes la consumen.

Las tres comidas del día al estilo birmano

En Myanmar se le suele dar mucha más importancia al desayuno que al almuerzo; los platillos para empezar el día son variados y muy cargados de ingredientes típicos de la región, que pueden ir desde fideos en salsa de leche hasta Thali, una especie de crepe con curry.

Como ejemplo claro tenemos la ‘mohinga’, el plato nacional, una sopa de fideos de arroz en caldo de pescado, que se suele tomar en el desayuno.

Comer en Myanmar

Comer en Myanmar  Mohinga

Por el contrario, el almuerzo suele ser menos relevante. Como ya mencionábamos, la agricultura es parte fundamental del sistema productor de Myanmar, por lo que las ensaladas son bastante típicas y variadas.

Las hay frías, calientes, vegetarianas o no, con arroz o con fideos. También son muy populares las ensaladas de hojas de té, un producto ampliamente producido en Myanmar y muy presente en los mercados y en la cocina local.

Mercado de Kalaw (Comer en Myanmar)

Mercado de Kalaw (Comer en Myanmar)

En cuanto al postre, es posible que después de la comida, sin importar el lugar donde la comas, te ofrezcan té con leche condensada.

La figura del postre después de comer no es común en la cultura birmana, pero eso no implica que no tengan oferta: el mercado callejero ofrece pasteles de sémola, plátano o batata deliciosos, no solo para rematar el menú del almuerzo sino para llevar como snack en el camino.

Postre local

Postre local

El té y la merienda

Como decíamos, el té es un producto nacional y de exportación cuyo consumo ha dado paso a los salones de té, lugares donde poder probar diferentes variedades y pasar un momento maravilloso descubriendo esta tradición. Como dato curioso, junto a la bebida te traen pastas de la región de donde es la dueña del salón.

 

Visitar Myanmar es una de las mejores experiencias viajeras que hemos tenido y sin duda , su gastronomía ha influido en que nuestro recuerdo de la antigua Birmania , permanezca vivo .

2 comentarios en “Comer en Myanmar.. un placer indescriptible

  1. Opino lo mismo que vosotros. Mi experiencia en octubre del año pasado en Myanmar (Birmania) hace que sea uno de los viajes inolvidables y digno de repetir. De todo lo que conozco de Asia (Vietnam, India, Sri Lanka, Camboya, Laos y Tailandia) el sitio que más me gustó en cuanto a comidas fue Myanmar y eso que no suele gustarme la comida asiática, pero esta mezcla exótica y tan variada en una misma comida me encantó.
    Es un poco como comer de tapas en Madrid, por poner un ejemplo.

    Gracias por vuestro blog.
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *