El mirador de Zhongdian

Coronando el centro de la ciudad de Shangri-la (Zhongdian) el parque Guishan es seguramente el mejor punto de toda la ciudad para contemplar la parte antigua de la misma.

Situado en la plaza central , este parque,es mucho mas que un simple mirador , pues además en el se “aloja” uno de los monasterios mas importantes de Shangri-la.

Parque Guishan

Parque Guishan

Este monasterio alberga uno de los grandes tesoros de la antigua Zhongdian, como es la impresionante rueda de oración dorada ubicada en su cima.

Con 80 metros de altura y mas de 20 toneladas de peso, esta enorme rueda budista se ha convertido en uno de los principales reclamos de la ciudad.

Moviendo la rueda de la felicidad

Moviendo la rueda de la felicidad

Se debe girar en sentido a las agujas del reloj como manda la tradición budista y se dice que son necesarias 10 personas para realizar la rotación.

Su color dorado hace que este enorme rueda sea visible desde casi cualquier lugar de Shangri-la, sobre todo al anochecer cuando permanece iluminada.

Pabellón principal

Pabellón principal

El resto del monasterio guarda algunas reliquias y figuras budistas aunque seguramente lo mas destacable del mismo es su pabellón principal.

Se suelen ver monjes por el recinto y por todo el parque.

Vistas de Shangri-la

Vistas de Shangri-la

Las vistas desde Guishan son poco menos que alucinantes, obteniendo un panorama único del casco antiguo de la ciudad y de sus alrededores.

Subir hasta este templo es imprescindible si recorremos esta mística ciudad , enclavada entre valles y con una mirada tibetana.