Roca dorada

La Golden Rock (Roca dorada) es uno de los grandes atractivos que nos ofrece Myanmar y un lugar de culto muy venerado por los birmanos.

Ubicado en el sureste del país, el Monte Kyaiktiyo, es un auténtico hervidero de peregrinos que acuden a diario a contemplar , esta famosa roca sagrada,sostenida, casi de milagro, sobre la punta de una roca.

Ubicación Kyaiktiyo

Ubicación Kyaiktiyo

La roca , es el principal motivo , por el que el turista se acerca a la ciudad de Kyaiktiyo (pronunciado Chaicho) , que prácticamente nada tiene que ofrecer al viajero.

Lógicamente los hostales y hoteles han aumentado desde la “apertura” que está sufriendo Birmania de cara al turismo y esta localidad no es ajena a ello.

Situada en la intersección de la autopista que une Bago , con el sur, la ciudad , está rodeada de un ambiente rural , a pesar de los intentos de lavado de cara y es un lugar de clara tradición campesina.

Alrededores Golden Rock

Alrededores Golden Rock

En el centro de Kyaiktiyo , podemos hallar varias agencias que nos ofrecen excursiones de una jornada para visitar la Golden Rock, a unos precios bastante económicos.

La mejor manera de visitar la montaña y su roca sagrada, es desde la impresionante y encantadora aldea de Kinpun, situada en la falda de la montaña.

Kinpun es el lugar ideal en el que pernoctar y en el que prolongar nuestra estancia en esta zona , situada en el fantástico estado Mon.

Como ir de Kyaiktiyo a Kinpun

Desde Kyaiktiyo, deberemos tomar una pick up rumbo a Kinpun , aunque no es sencillo.

La mejor opción es tomar una moto taxi , que nos dejará tras unos 15 minutos en la aldea de Kinpun

 

Muchas gente nos había hablado mal de la Roca Dorada y de que no valía la pena visitarla.

Bajo nuestra experiencia, visitarla fue una de las mejores elecciones de nuestro viaje.

Kinpun se convirtió en un lugar inolvidable y el misticismo de la Golden Rock, casi sin viajeros, algo que jamás borraremos de la mente.

La roca es lo que se ve en las fotos, pero el complejo y el santuario, tienen una calidez especial , que atrapa a todo aquel que lo visita.