Autómatas

Japón, es posiblemente el país mas avanzado tecnológicamente del planeta, cosa patente en todos sus rincones.

La adaptación a este nivel tecnológico, puede resultar complicado para la mayoría de personas que visiten este país especialmente los primeros días..

En un “mundo” en el que casi todo funciona a través de máquinas expendedoras, el país nipón puede resultar estresante para todos aquellos que como yo gocen de poca paciencia.

Por experiencia, puedo asegurar que a pesar de lo sofisticado que envuelve a la nación japonesa, las cosas resultan mas sencillas de lo que en principio parecen , especialmente si nos tomamos unos segundos para pensar y no perdemos las calma.

Billetes de transporte, café, bebidas, juegos etc… se pueden adquirir a través de maquinas expendedoras situadas en todos los lugares imaginables, pero además este tipo de “servicio” también se hace efectivo en muchos restaurantes típicos japoneses.

El resultado de nuestra compra

El resultado de nuestra compra

En este tipo de locales, nos hemos de fijar en la foto del plato que deseamos comer y de su precio, seguidamente nos vamos a la maquina y de forma muy sencilla introducimos la cantidad y escogemos el numero de nuestro manjar , entonces recibiremos un ticket, que entregaremos al cocinero , que nos preparará el plato escogido.

Todo esto, dicho así, parece fácil y realmente lo es, pero una vez allí, con la dificultad para entenderse (pocos japoneses hablan ingles) y con los nombres y números en japones, puede complicarse la elección, así que lo mejor es tomárselo con paciencia y no perder la calma y de esta manera y con la ayuda a través de mímica de los cocineros, podréis disfrutar de una de las mejores cocinas del mundo….