Fiesta de color

La localidad Valenciana de Buñol celebra el 31 de agosto la fiesta mas popular de la población y una de las mas famosas a nivel estatal .

Esta “guerra de tomates” en que se convierten las calles durante esta festividad no ha pasado desapercibida a nivel internacional y cada vez son mas los foráneos que se animan a disfrutar de una de las fiestas mas divertidas de España.

Tomates

La fiesta del tomate

La Tomatina surgió por casualidad cuando en el año 1945 durante una fiesta en Buñol con animación , gigantes y cabezudos , un grupo de jóvenes se coloco en medio de todo el meollo de tal manera que sin querer tiraron al suelo a uno de los gigantes que en un arrebato de ira comenzó a tirar y golpear todo lo que encontraba a su paso, con la casualidad de que había en ese lugar un puesto de verduras. La gente comenzó a tirarse verduras y tomates unos a otros en mitad de todo el desbarajuste.

Al año siguiente los jóvenes ya a propósito hicieron la misma jugada y se llevaron tomates de casa , se infiltraron en mitad de las fiestas y comenzaron una guerra de tomates en la que participaron muchos vecinos.

La fiesta empezaba a tener tradición pero las autoridades la prohibieron varios años pero por suerte con el tiempo parece que arraigo bien y a día de hoy podemos disfrutar de un evento único , diferente y especial que atrae cada año a miles de fieles.

Como en todos los actos en los que participa la gente La tomatina tiene sus reglas y no consiste en hacerse daño pero si en manchar lo máximo posible al prójimo y descargar tensión en un ambiente espectacular.

Por todo esto y mucho mas merece la pena una visita a Buñol y La Comunidad Valenciana en general aunque si se quiere acudir a La Tomatina conviene reservar con antelación.