Mas que vino


La localidad de La Rioja alta, Haro, es uno de esos puntos imprescindibles en una visita por las tierras Riojanas.

Capital de La Rioja Alta, esta población a pocos kilómetros de Logroño , es uno de los grandes lujos que nos deja la región.

Una gastronomía notable llena de buenos locales en la que degustarla y el vino de la zona que es conocido por todos , hacen que Haro atrape a todo aquel que se acerque a conocerlo.

Sus calles estrechas , nos acercan a una época donde la vida era mas tradicional .

La iglesia Parroquial de Santo Tomás Apóstol, es uno de los símbolos de la ciudad y realmente merece la pena una visita .

 

Destaca su fachada y sus grabados , llenos de detalles y es que esta iglesia data del siglo XIV, donde este tipo de construcciones estaban llenas de tesoros en forma de arquitectura.

 

Por toda la ciudad se respira “Rioja” es decir, que el vino está presente en toda ella, y se muestra orgullosa de ser uno de los mejores lugares del mundo en producción de vino de alta calidad.

Pero no solo vino nos ofrece Haro, pues pasear por sus calles es casi una obligación , como lo es, sentarse en sus plazas y contemplar el paso lento de las cosas , como si de otra época se tratara

A día de hoy , es uno de los puntos mas turísticos de la Rioja y los fines de semana suele estar lleno, pero si podemos disfrutar de Haro, en algún momento casi en soledad, descubriremos mucho mas encanto del que apreciaremos a simple vista.

La plaza de la Paz es un punto perfecto para sentarse y disfrutar del vaivén de vecinos en sus que haceres diarios , que nos mostraran un poco mas sobre la vida en Haro.