Con tradición

La región del norte de Francia del Nord-Pas de Calais, es una de las grandes desconocidas que nos ofrece el país galo ,siendo una de las que mas nos puede ofrecer.

La naturaleza , cultura , gastronomía , tradición y arte , se citan en esta preciosa área francesa , para mostrarnos algunos lugares fascinantes.

Ubicación de Douai

Ubicación de Douai

Douai , es uno de estos puntos , en los que tradiciones y cultura van de la mano cada día , sin darle para nada la espalda al progreso.

Su origen romano no pasa desapercibido , pero aun menos su unión “invisible” pero real con Flandes, habiendo sido parte del mismo durante varios siglos.

Fue ya en el siglo XIX cuando Douai se unió a Francia y se confirmó como un punto muy importante en la industria minera del país.

La Torre de la campana de Douai

La Torre de la campana de Douai

Douai y sus alrededores, atesoran uno de los centros mineros mas productivos que tuvo Francia y la mayoría de sus habitantes vivían de este sector.

Los años de dedicación a las Minas han dejado una fuerte huella en una ciudad , que luce con orgullo de donde viene y a donde se dirige, sin olvidarse de aquellos factores que la han hecho especial.

Vagones de carbón

Vagones de carbón

La cuenca minera de esta zona es mas que visible y son varios los museos, antiguas minas, o montañas de carbón que podemos visitar por Douai.

Canales de la ciudad

Canales de la ciudad

En lo que a la ciudad se refiere , Douai es una población tranquila , pero llena de vida , donde cada año se celebran unas de las fiestas mas emblemáticas de Francia y sus gigantes Gayants , salen a la calle como llevan haciendo desde hace años.

Uno de los gigantes de Douai

Uno de los gigantes de Douai

Los canales que recorren la ciudad nos ofrecen una visión mas romántica de la misma en la que la inmensa torre de la campana (Belfort,Beffrois) que forma parte de una serie de campanarios ubicados en Bélgica y Francia , catalogados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Los motivos por los que acercarse a visitar Douai son mas que evidentes y su calidez y la amabilidad de sus gentes, sin duda nos cautivarán.