Diversión sobre ruedas

El pasado 4 y 5 de junio tuvo lugar en Barcelona uno de los mejores eventos posibles para los amantes de los deportes extremos sobre ruedas.

El Lkxa Barcelna Extreme congregó en el recinto barcelonés del Fòrum de las culturas a los mejores participantes de este mundo en el que el riesgo forma una parte importante.

Las acrobacias y trucos de estos valientes deportistas, causaron gran atracción en la ciudad albergando a miles de personas durante los dos días de duración del evento.

Lógicamente un público bastante joven inundo mayoritariamente las instalaciones pero también acudieron personas de todas las edades, así como nacionalidades ya que nos sorprendió la cantidad de público de fuera de España.

 

Con una organización perfecta y un ambiente aun mejor pudimos disfrutar de las peligrosas acrobacias de los muchos participantes del evento ya sea en competición o en exhibición.

En la primera pista por la mañana se celebraron los saltos con moto, quizás lo mas espectacular del día. En este circuito a basa de montañas de arena nos deleitamos con los saltos de los pilotos y sus numerosos trucos en el aire.

Un poco mas adelante se amontonaban los visitantes para ver a rider’s demostrando su habilidad y equilibrio sobre sus bicis al son de la música.

Un enorme Half , coronaba la siguiente parada donde los patinadores en linea , disputaban la competición de altura , no sin dejarnos unos buenos trucos y acrobacias.

Como decía antes gran parte de los asistentes al evento eran adolescentes, la organización no se olvidó de ellos y colocó diferentes “atracciones” para ellos como circuitos de agua donde deslizarse con una tabla al mas puro estilo surfero, pistas para poder patinar con patines o skate y grupos de música tocando sin parar soportando el intenso calor.

 La pista la parte inferior y mas cercana al mar, albergaba un circuito con diferentes saltos donde los rider’s sobre bicis realizaban saltos y movimientos imposibles en el aire.

Junto a las motos fueron los mas espectaculares, tanto es así que por la tarde parte de estos participantes se desplazaron al circuito donde por la mañana habían saltado las motos para hacer lo mismo con sus bicis.

Realmente, estuvo todo muy bien y con una gran organización pero también hubieron cosas que para futuras citas deberían cambiar los organizadores. Los precios de las bebidas y comida prohibitivos ya que una cerveza costaba 2.5 euros y un bocadillo frío y seco 5 euros mínimo.

El precio era mas que excesivo teniendo en cuenta que la gran mayoría de asistentes eran niños y adolescentes. Además en la entrada registraban las bolsas y mochilas para que nadie pudiera entrar bebidas o comida del exterior….

Esta es la única nota negativa de un festival genial con un gran índice de asistencia y que convirtió a Barcelona por un fin de semana en la Meca del deporte extremo sobre ruedas..

 

*Parece mentira que una ciudad como Barcelona con un numero de amantes de los patines el skate y las bicis considerable no disponga de mas de un par de lugares para su practica y que incluso se multe a chicos por ir con su monopatín por la calle, pero sin embargo acoja un certamen de esta embergadura y el ayuntamiento siga ejerciendo una hipocresía de la que ya estamos asqueados.