Croacia, Europa, Split

Palacio Diocleciano (Split) Joya de Croacia

Puerta del palacio Diocleciano

Palacio Diocleciano , centro de Split

No es la ciudad mas famosa de Croacia y seguramente tampoco sea la mas bonita de las que podemos visitar en este hermoso país , pero aun así Split es un lugar que suele sorprender y cuenta con algunos lugares únicos , que no debemos perdernos en un recorrido por suelo croata.

Particularmente , es una de las ciudades que mas nos gustaron de nuestro viaje que se inició con una Ruta por Bosnia y Herzegovina , y lo que en principio iba a ser una visita mas , se convirtió en un lugar fascinante , que recomendamos a todo viajero que quiera descubrir mas a fondo la historia del país y sus verdaderos tesoros arquitectónicos.

Allá por el 244 a.c en tiempos de la antigua Roma , nació un chico de familia humilde al que llamaron Diocles. Con grandes dotes en el ejército y un talante diferencial , el joven chico de familia humilde llegó a convertirse en Emperador Cayo Aurelio Valerio Diocleciano Augusto o emperador Diocleciano.

Entrando al casco antiguo de Split

Entrando al casco antiguo de Split

Antes de envejecer , el emperador Diocleciano , mandó construir en unas tierras cercanas a Salona (Solin) un palacio en el que pasaría la última etapa de su vida en un ambiente tranquilo y alejado del bullicio y las obligaciones. Así fue , Diocles abdicó del trono y se retiró al que hoy es el Palacio Diocleciano , situado en la ciudad de Split capital de Dalmacia.

Ocupando en centro de la ciudad , este monumento romano , es el “casco antiguo” de Split y en su interior podemos encontrar la mayoría de puntos de interés de la misma.

Puerta de entrada al Palacaio Diocleciano

Puerta de entrada al Palacaio Diocleciano

Catalogado como Patrimonio de la humanidad por la Unesco desde 1979 , el Palacio diocleciano es una maravilla histórica , y recorrer su entramado de calles , plazas y escaleras es toda una experiencia.

Su aspecto mas propio de un fuerte , hace que sus murallas contuvieran las embestidas enemigas durante siglos protegiendo el interior de una ciudad en la que llegaron a vivir casi 10000 habitantes , aunque con el transcurso del tiempo fue pasando por manos de diferentes imperios.

callejuelas del interior

callejuelas del interior

El Palacio Diocleciano , no es un palacio al uso , es un conjunto de elementos situados tras unas murallas y puertas que conformaban casi una ciudad. Actualmente es un punto de interés mas que suficiente como para visitar Split.

La visita

Es el lugar mas frecuentado por los viajeros de Split y su forma rectangular hace que situarse en el sea sencillo.

Restos del palacio

Restos del palacio

Amurallado por tres zonas con tres puertas , la única parte del Palacio Diocleciano que no contiene muros , es la que limita con el mar. 

En el interior del palacio Diocleciano , hallaremos cualquier elemento típico de cualquier centro histórico de una capital europea , comercios , restaurantes y viviendas.

El Peristilo

El Peristilo

Hay varios enclaves de su interior que no debemos perdernos como podrían ser sus puertas entre las que destaca la Puerta de Oro , donde en tiempos del emperador Diocleciano , tan solo el y sus allegados podían utilizar.

Justo en el centro del palacio , hallamos un lugar emblemático.Se trata de un patio , cuadrado , donde podemos ver preciosos edificios antiguos y columnas , llamado el Peristilo , un lugar de paso en siglos del imperio romano en el que convergían dos de sus principales avenidas.

Catedral de San Domnius

Catedral de San Domnius

La Catedral de San Domnius , es otro lugar que visitar , por su historia , belleza y por que en su interior se puede visitar el antiguo Mausoleo de Diocleciano.

La enorme cúpula circular que encontramos en esta zona , nos ofrece una de las imágenes mas bonitas del Palacio Diocleciano desde la cual podemos ver un poco la catedral.

Palacio Diocleciano

Palacio Diocleciano

Otro de los lugares a destacar del complejo Diocleciano , es el Templo de Júpiter , un punto realmente interesante,

Visitar las galerías subterráneas , el interior de las iglesias y pasear por sus calles , forma parte de una visita en la que incluiremos degustar la gastronomía local en alguno de sus restaurantes.

También es muy gratificante , disfrutar de las puertas del Palacio Diocleciano y de las murallas por su parte externa , donde podremos hacernos una idea de la fisonomía del recinto.

Este maravilloso enclave podemos visitarlo las 24 horas , pues es un espacio abierto . Para visitar algunos monumentos del interior si debemos informarnos de los horarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *